Ciencia Loca, Gente Loca

Existe un método científico para tener una niña

14 Sep , 2016  

mother-019

Existe un método científico que te permite elegir el sexo de tu bebé (tener una niña). Según el Dr. François Papa, ginecólogo, este método se basa en un estudio con más de 5. 000 embarazadas de la maternidad de Port Royal de París.

En un artículo escrito por el periodista Françoise Labro, se revela que este método tiene una tasa de éxito del 80 %, lo cual es bastante considerable.

El método se basa en las siguientes reglas (que deben cumplirse):

  1. Cualquier producto que no se mencione en la siguiente lista debe considerarse como prohibido.
  2. Se recomienda mantener un registro diario de todos los productos que se consumen
  3. ¡Cuidado! Algunos medicamentos, independientemente de su forma de administración (inyecciones, pastillas, supositorios o gotas), pueden interferir con la dieta.
  4. Para aumentar la eficacia de la dieta, el médico debe prescribirte un suplemento mineral.
  5. Deben consumirse cerca de 800 mg de calcio en jarabe y 300 mg de magnesio en pastillas todos los días.

Lista de alimentos permitidos:

Bebidas: leche (entera, semidesnatada y desnatada): al menos 3/4 de litro todos los días. Aguas minerales con calcio: Evian, Hepar, Vittel, Perrier y Contrexéville.

Carne: 130 gramos al día como máximo: carne de vacuno, de ave, vísceras, cordero, carnero y cerdo.

Pescado: 130 gramos al día como máximo: pescados frescos o congelados, cocinados exclusivamente en un court-bouillon sin sal (la bolsa Trade Court-bouillon está prohibida) y cocido sin sal.

Huevos: aceptados siempre que no se introduzcan alimentos prohibidos (por ejemplo, tortilla de queso).

Productos lácteos: leche en polvo entera, semidesnatada y desnatada. Mantequilla sin sal. Crema, yogur, desayuno suizo, requesón, budines de leche (al menos 2 veces al día, además de los 3/4 de litro de leche).

Pan: pan sin sal, galletas sin sal, productos de panadería hechos en casa sin sal ni levadura, helados caseros.

Cereales: arroz, pasta, sémola, harina de tapioca y harina de maíz.

Patatas: hasta un máximo de 150 gramos por ración y no más de tres veces por semana.

Vegetales frescos o congelados: zanahorias, judías verdes, nabos, cebollas, puerros, guisantes, pepinos, rábanos, pimientos, berros, apio, salsifí, tomates asados, berenjena, espárragos frescos, ensalada verde, sin alcachofa (una vez cada 15 días).

Frutos secos: no salados (nueces, avellanas, almendras, cacahuetes).

Frutas frescas: frescas, congeladas o en almíbar (manzanas, peras, clementinas, fresas, frambuesas). Las piñas, ciruelas y melocotones sólo se permiten en almíbar y sin zumo.

Dulces: azúcar y miel.

Varios: todos los aceites vegetales, pimienta, especias, mostaza sin sal (solamente Bornibus). hojas de gelatina.

Salsas: hechas en casa sin sal.